Y así empezó todo…

Comenzar algo desde cero normalmente es difícil por muchas razones: porque los cambios asustan, por el miedo al fracaso, por las barreras que nosotros mismos nos imponemos,… A nosotras nos ha ocurrido cientos de veces y esta es una más. ¿Cómo podemos empezar nuestro blog? ¿Qué es lo que les puede interesar a las personas que nos siguen? Nuestros trabajos ya los han ido conociendo, lo que ofrecemos también, las cosas que nos gustan…Y la respuesta era obvia: empecemos por el principio.

Hay cosas en la vida que surgen de la forma más inesperada y Decoria es una de ellas. Los que nos seguís desde el principio nos conocisteis en un pequeño local comercial en Bertamiráns, muy estrecho y alargado, incómodo para trabajar, pero al que llegamos cargadas de sueños, principalmente por dos razones: la decisión de hacer un punto y aparte, en lo personal y en lo laboral, y el apoyo incondicional de las personas que nos quieren y que creían en nosotras. Ellas saben quiénes son y lo agradecidas que estamos por todo lo que sacrificaron para que Decoria pudiese nacer el 12 de noviembre de 2012.

Desde el principio nuestro objetivo fue acercar el mundo de la decoración a la gente de la calle, a la gente como nosotras, que arrastrábamos el prejuicio de que tener una casa de revista (ya sabéis que esta frase nos gusta mucho!) era un privilegio reservado sólo para unos pocos. Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que, además, un decorador debe ir más allá de ser alguien al que contratas para que te recomiende un sofá, una combinación de colores, unos muebles, una distribución… Debe tratar de ponerse en la piel del cliente, de entender sus gustos sin juzgarlos y de respetar su presupuesto, entre otras muchas cosas; porque al final una pequeña parte de su esencia se va a quedar en el hogar del cliente para siempre. Y así debe ser.

Como os podréis imaginar los comienzos no fueron fáciles… No teníamos experiencia, no habíamos sido autónomas nunca, no sabíamos cómo gestionar las compras, en las ferias nos volvíamos locas, como plantear un proyecto, bombardeamos al cliente con preguntas para entender sus gustos o no, les hacemos un cuestionario o no, la web….en fin, multitud de escalones que hemos ido subiendo poco a poco en estos cinco años.

Bien, pues en abril de 2018 Decoria ha crecido ya tres veces, hemos pasado de ser un estudio de decoración a tener además una tienda propia, hemos mejorado nuestra web, nos hemos rodeado de los mejores profesionales, hemos aprendido a delegar…y todo esto con la misma ilusión que el primer día, o más si cabe.

Por eso creemos que es el momento de abrir una nueva puerta en Decoria, este blog, donde iremos compartiendo nuestras experiencias, detalles de nuestros proyectos, nuevas ideas….y así podáis conocernos mejor.